KTM Duke 690

Llevaba tiempo con una ida en la cabeza que, juntando estos ingredientes, no podía salir mal..

Fotografía nocturna, lightpainting y moto.

Tenemos cámaras, luces, moto y mi buen amigo Juan Quintana para echar una buena jornada fotográfica.

He aquí la protagonista… mi preciosa Ktm

y el material necesario para que todo salga bien.

Una linterna de las que suelen usar los mecánicos, un frontal, varias linternas pequeñas de pocos lúmenes para pintar con geles de colores, pequeño foco led graduable en potencia, un par de flashes, disparadores y receptores para control de luces a distancia, cámara 5D MARK IV, objetivo Samyang 14mm 2.8, disparador para cámara, tarjetas de memoria, pilas y baterías.

Pues con todo preparado y aprovechando que esta noche no tenemos luna, no ponemos en marcha, buscamos una zona donde no haya mucha contaminación lumínica tal como un polígono cerrado al trafico donde aún no hay construcciones ni actividad.

Colocamos la moto sobre un paso de peatones para darle sentido a la ubicación y empezamos a trabajar la foto.

Importante colocar la cámara sobre trípode y encuadrar la composición de la toma.

Pasamos el pequeño foco led por todas las partes de nuestra protagonista y disparamos los flashes de fondo, los cuales incorporamos geles de color naranja, y para rematar un pequeño toque de luz con el faro de la moto.

Después de varios intentos, para medir los tiempos de exposición, iluminación y potencia de flashes, por fin ya tenemos nuestra fotografía.

Una incertidumbre despejada al ver en imagen lo que se trabaja a oscuras durante un tiempo de exposición, sin saber si lo que estas haciendo va bien o has cometido algún error mientras pintas con luz.

conseguido!!!!…ya tenemos la foto soñada :)

ahora toca disfrutar de la noche y la fotografía.

y ya puesto por que no jugar con la imaginación de mi amigo Juan y un puntero de luz..jejeje

Buena jornada fotográfica, buen rato y buena «pelua» que nos cayó cuando entró la noche cerrada…. pero mereció la pena.

Hasta la proxima!!!